Corrientes que fluyen en la oscuridad. El Sandokai a la luz del budismo zen. Shunryu Suzuki.

DATOS DEL LIBRO
Nº de páginas: 216 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: ONIRO
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788497541022

 

 

 

 

 

El presente libro recopila una serie de doce charlas (más una) que el gran maestro zen Shunryu Suzuki (1904-1971) impartió en el verano de 1970 a una audiencia compuesta por discípulos y practicantes occidentales.Verso a verso, Suzuki roshi va desgranando uno de los textos fundamentales de la escuela soto del zen: el Cantongqi (ch.) o Sandokai (j.), un antiguo poema chino escrito por el gran maestro de la edad de oro del ch’an, Sekito Kisen (j.), Shitou Xiqian (ch.), (700-790).

El Sandokai, se recita a diario en la liturgia de templos, templos y centros zen soto, así como en onomásticas especiales. El han, la tabla de madera con la que se llama a la meditación, suele llevar escrito los siguientes últimos dos versos del poema, los cuales también son recitados al final de la última meditación de la jornada: «A vosotros que buscáis la Vía, humildemente os digo: // Tomad conciencia del momento presente.»

El título de esta recopilación alude a otro de los pareados de este poema, que dice: «La verdadera fuente es pura e inmaculada // los afluentes fluyen en la oscuridad». El manantial mana cristalino, los afluentes turbios. ¿Cómo es posible? Todo el Sandokai es un gran canto a la superación de la dualidad. No en vano su título se puede traducir como La armonía entre lo igual y lo diferente, y también La esencia y los fenómenos son no-dos,

La división que surgió entre las escuelas del Norte y del Sur a raíz de las respectivas concepciones gradual y súbita de la iluminación, la unicidad y la multiplicidad, la igualdad y la diferencia, el comienzo y el fin, la luz y la oscuridad, la verdad y la ilusión, así como tantas otras dicotomías componen de hecho el punto de partida de los veintidós pareados (cuarenta y cuatro versos) del poema. Y la pauta seguida para su trascendencia pasa a menudo por reconocer primero una de las polaridades, luego la otra y, por último, la complementariedad de ambas.

El Sandokai contiene influencias tanto taoístas (incluso un comentario antiguo al I Ching o Libro de los Cambios se llamaba “Sandokai”) como de la filosofía Kegon (j.), Huayen (ch.), que enseña la igualdad y la interdependencia de todas las cosas. Tres generaciones después de Sekito Kisen, Tozan Ryokai (j), Dongshan Liangjie (ch.), (807-869) escribió el Hokyo Zanmai (j.), Baojing Sanmei (ch.), o Samadhi del Espejo Enjoyado, el cual desarrollaba las ideas del Sandokai.

La paradójica filosofía no-dualista del Sandokai es expuesta en este libro de manera sencilla y asequible a través de comentarios sagaces, no exentos de humor, e intercalados oportunamente con las preguntas y respuestas entre discípulos y maestro. Leer a Shunryu Suzuki siempre constituye un placer que además es esclarecedor.

Por Kepa Egüiluz